Masaje en la oficina contra el estrés

Cuando el estrés empieza a formar parte de tu trabajo, un masaje rápido en la oficina, te va a ayudar a combatirlo. Prueba este estupendo masaje con algún compañero o compañera de trabajo.

Este tipo de masajes se aplica sobre la ropa y en cualquier momento y lugar. En apenas 10 minutos sabrás lo que son unos hombros y un cuello sin tensiones.

 

Descargar la tensión

Una de las razones por las que nos ponemos tan rígidos delante de una mesa de trabajo es porque permanecemos en la misma posición durante mucho tiempo.

Estas sugerencias te ayudarán a aliviar la tensión:

  • Tómate descansos periódicos y estira las piernas. Esto permitirá, además, que tus ojos descansen al mirar a mayor distancia.
  • Respira profundamente, sintiendo subir y bajar el abdomen.

Haz estos estiramientos dos o tres veces al día

  1. Estira los brazos hacia el techo, y luego estira primero un brazo y luego el otro. Repite dos veces.
  2. Con los brazos a los lados, dibuja círculos con los hombros hacia atrás, cinco o seis veces. Ahora, dirige los hombros hacia atrás, como tratando de unir los omóplatos.
  3. Deja caer la cabeza lentamente sobre el pecho y siente cómo se estiran suavemente el cuello y la columna.

 

Usa una silla como apoyo

Busca una silla adecuada. El apoyar la parte frontal del cuerpo sobre el respaldo de la silla te ayudara a relajarte y a mantener la estabilidad mientras recibes el masaje. Utiliza un cojín, una toalla o un suéter grueso para apoyarte.

 

 

Masaje de espalda y hombros pasó a paso

Vamos a explicarte detalladamente los 6 pasos a seguir para dar un masaje enficaz que relaje tanto la espalda como el cuello.

Tiempo total del masaje: 10 minutos

 

1.- Toma de contacto

Apoya la cara interna de tus antebrazos sobre los hombros. Pídele que realice unas cuantas respiraciones profundas y lentas con el abdomen, esto le ayudarán a relajarse.

Paso 1. Comienzo del masaje antiestrés

2.- Soltando la tensión

Colócate a un lado y sujeta su cuerpo pasando tu brazo por delante. Ahora frota con bastante firmeza la parte superior de la espalda con la palma plana de tu otra mano.

Paso 2. Soltando la tensión

3.- Frotamiento de espalda

Con las palmas planas, frota la espalda hacia arriba, hasta los hombros, y hacia abajo, hasta la parte inferior de la espalda.

Haz este movimiento en forma de frotamiento continuo. Repítelo  4 veces más.

Paso 3. Frotamiento de espalda

4. Ligeras presiones

Apoya las palmas de las manos sobre los hombros. Realiza suavemente movimientos circulares con tus pulgares, aplicando una ligera presión y sintiendo cómo la piel se separa del músculo.

Paso 4. Ligeras presiones

5.- Amasamiento de hombros

Amasa suavemente un hombro con ambas manos, una frente a la otra. Después de unos minutos, aumenta la presión ligeramente a medida que vayas notando los músculos más sueltos.

Paso 5. Amasamiento de hombros

6.- Relajación del cuello

Sujeta la frente con una mano. Apoya la otra en la base del cuello y frótalo hacia arriba y luego hacia abajo. A continuación, realiza movimientos circulares, trabajando todo el cuello.

Paso 6. Relajación del cuello

 

Ahora solo esperamos que pongas en práctica este masaje en la oficina como técnica antiestrés, para que compruebes su efectividad. El trabajo ocupa gran parte de nuestra vida, y el estrés va a perjudicar nuestra calidad de vida, de forma notable. Por ese motivo es tan importante que aprendas a liberar tus tensiones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies