La seguridad en uno mismo es saludable

De todos es sabido que la seguridad en uno mismo es buena,  y la represión de las emociones puede tener un efecto negativo sobre la salud. Pero ¿cómo hallar el punto intermedio entre perder totalmente el control y guardárselo todo dentro?

 

El problema de la baja autoestima

¿Te sientes incapaz de quejarte o de defender tus deseos, estás resentido porque nadie te hace caso o porque no puedes sostener tu voluntad frente a gente más dominante?

¿O te pones a chillar y a vocear incluso sabiendo que esta actitud aleja a los demás?

A mucha gente le resulta difícil saber en qué consiste un comportamiento firme y seguro, y cómo utilizarlo. Este tipo de conducta puede resultar especialmente difícil para algunas mujeres que en su interior sienten que una actitud distinta de la pasiva no es femenina.

Por otro lado, algunas personas consideran que su situación financiera o su aspecto físico condicionan sus posibilidades sociales. Como muchos otros problemas psicológicos, una visión de conjunto pone a menudo de manifiesto el problema subyacente, siendo en tal caso de gran ayuda las terapias alternativas.

El problema de Sara Lago, una administrativa de 29 años de edad puede ser un buen ejemplo, se sentía frustrada por su incapacidad para decir en el trabajo lo que realmente pensaba. «Cuando me di cuenta de que tan sólo la idea de tener que hablar en público en el trabajo me horrorizaba, incluso me inscribí en un curso de autoconfianza

Afortunadamente Sara se dio cuenta de que sus sensaciones se debían a una baja autoestima. «No resulta muy divertido insistir en los puntos débiles de uno mismo.» Acudió a un hipnoterapeuta que enfocó el tratamiento hacia la potenciación de la autoconfianza de la joven y la animó a visualizarse segura de sí misma en situaciones delicadas.

Sara practicó en casa, mediante autohipnosis, repitiendo el tipo de respuestas que su terapeuta le había comentado. «Poco a poco, mi autoconfianza aumentó» —afirma Sara Lago. Cada día intentaba ser un poco más fuerte y decidida en el trabajo. «Pasó mucho tiempo hasta que pude hablar en reuniones y expresarme más libremente en casa, lo cual me liberó de gran parte de mi resentimiento.»

El problema de Sara es más común de lo que a simple vista parece. Una vez que te das cuenta de que la autoconfianza es una aptitud que puedes desarrollar mejor que si fuera una cualidad innata, puedes pasar a la acción.

A menudo somos reacios a hablar con franqueza porque no estamos acostumbrados a hacerlo. Para empezar, prueba estas dos maneras clave de hablar:

En primer lugar, asegúrate de que eres consciente de tu punto débil, incluso si ello significa volver sobre el mismo tema una y otra vez hasta tener las cosas bien claras.

En segundo lugar, expresa cómo hacen que te sientas las personas, en lugar de escudarte en una actitud acusatoria. Esto te ayudará a controlar la situación. Por ejemplo, en lugar de decir «Deja de gritarme», prueba a decir «Tu actitud hace que me ponga a la defensiva».

 

Mujer frente al espejo

Repite las afirmaciones ante el espejo para reforzar tu autoconfianza

El actuar con seguridad incrementa los niveles de serotonina, sustancia que produce sensación de satisfacción.

 

Ayuda natural para potenciar la confianza y seguridad en ti mismo

A la hora de revisar tu manera de enfrentarte a la vida, las siguientes terapias pueden ayuda a tener más seguridad en ti mismo:

  • Entrenamiento autógeno
  • Hipnoterapia

Y tú, por tu parte, puedes probar con:

  • Afirmación
  • Visualización
  • Autohipnosis

 

Afrontar la situación para ganar confianza

Tener confianza en uno mismo significa comunicarse tranquilamente, con claridad y seguridad, sin tener por ello que ofender o alterar a los demás.

En primer lugar, debemos procurar ser directos. ¿Cuántas veces nos hemos visto a nosotros mismos dando rodeos en torno a alguna cuestión sin llegar a decir abiertamente lo que deseamos? Ello genera resentimiento y estrés. Y tampoco nos hará ganar amigos.

La otra persona puede no tener ni idea de que está pisoteando nuestros sentimientos o de que nos está poniendo nerviosos, y es posible que acoja encantada la oportunidad de aclarar las cosas.

Escribe tus pensamientos negativos

El anotar tus pensamientos negativos puede ayudarte a analizar los motivos y a ver las cosas desde otra perspectiva.

 

Aprende a decir «No»

¿Por qué nos resulta tan difícil decir «no»? En general porque nos da miedo que, al utilizar esta palabra, parezcamos desagradables o desconsiderados.

Pero se trata de un temor infundado. No es necesario ser la persona más sensible del mundo para percibir en los demás resentimiento o una falta solapada de voluntad, por lo que la gente a la que constantemente dices «» se da cuenta de que te sientes forzado a hacerlo.

Cuando los demás sepan que sólo dices «» cuando realmente quieres hacerlo y que estás dispuesto a ayudar, les resultará más cómodo pedirte las cosas. Sabrán que vas a darles una respuesta sincera y a su vez no se sentirán culpables por la posibilidad de haberse excedido en su petición.

No existe ninguna regla fija para alcanzar la confianza en uno mismo, y la medicina convencional poco tiene que ofrecer al respecto. Éste es uno de los numerosos casos en los que las terapias alternativas hallan plena justificación.

Resultan especialmente adecuadas porque ayudan a la persona a contemplarse a sí misma de una manera «holística». Esto quiere decir que, para encontrar la raíz de tu falta de firmeza respecto de tus convicciones, debes considerar todos los aspectos de tu vida.

 

Gana seguridad física

No, este título no se refiere a cómo enfrentarse a un agresor para derribarlo. La manera de movernos y de reaccionar ante los demás dice mucho de nosotros mismos. Para dar una imagen más segura y firme, acuérdate de:

– Mirar a la gente a los ojos

– Sentarte con la espalda recta

– Mostrar atención e interés por tu interlocutor

– Sonreír

– Estrechar la mano con firmeza

– Caminar con confianza, balanceando los brazos

 

Terapia autógena

El entrenamiento autógeno es uno de los métodos alternativos que pueden ayudarte a hablar claro y con una mayor sensación de autoconfianza.

El entrenamiento autógeno es un método en el que se utilizan sencillos ejercicios de relajación mental que permiten que mente y cuerpo actúen conjuntamente para restablecer el equilibrio del «yo» sobreestresado.

Estos ejercicios pueden ir sacando poco a poco a la luz material relacionado con traumas del pasado, o acontecimientos que han dado lugar a actitudes negativas».

La gente a la que le resulta difícil expresar su voluntad, teme a menudo el rechazo, surgiendo en tal caso la necesidad de incluir este aspecto como parte del aprendizaje para ganar seguridad en uno mismo.

La ira o la indignación son a menudo enmascaradas en forma de ansiedad, porque los condicionamientos de la infancia enseñan a la gente a temer lo que siente, no a encontrarse cómoda expresando sus sentimientos.

Rara vez el interlocutor capta el contenido de un arrebato de ira. El truco consiste en expresarla en privado, antes del enfrentamiento, para después, al encarar el conflicto, adoptar una actitud de confianza y tranquilidad. De esta manera, cuando ya no temas estallar en público, serás capaz de declarar claramente lo que crees y de expresar tu enfado.

Al igual que ocurre con la sanación espiritual y la hipnoterapia, para obtener los máximos efectos beneficiosos de los ejercicios autógenos deberás someterte al menos a dos sesiones con un terapeuta cualificado.

El objetivo será liberarte de sensaciones negativas que pueden hacer que te sientas mal. Ello te ayudará a aprender que la ira es una emoción normal e incluso aceptable, pero que requiere un control, y también a cómo enfrentarte a las situaciones.

Gana autoestima y confianza

Trata de explicar exactamente qué es lo que te ha importunado sin llegar nunca al ataque personal.

 

Cuida tu auto-confianza

La sanación espiritual puede ayudarte a mirar la vida con cierta perspectiva y a construir tu autoconfianza.

La sanación espiritual favorece tu capacidad de autoconfianza, incrementando el conocimiento de ti mismo como alma valiosa. Cuando sientes la energía curativa, empiezas a comprender que existe mucha ayuda para entrar en el mundo espiritual. Esta ayuda no procede de un lugar lejano. Está aquí, es accesible, consolida tu propósito de hacer valer tu palabra como vehículo de tus pensamientos, ideas y sueños positivos y constructivos. Sólo hay un paso para que estos sueños se hagan realidad.

 

Como has podido ver la seguridad en uno mismo te ayudara a tener una vida saludable. Pon en práctica estos consejos y tratamiento y disponte a ser una nueva persona segura de sí misma.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies