Una dieta sana para tu belleza

Un viejo dicho afirma que la belleza reside en el interior, pero siguiendo una dieta sana es posible conseguir la máxima expresión del potencial de belleza de cada persona.

¿Te has parado a pensar en cómo tu piel, pelo y uñas sufren cuando te encuentras indispuesta? La razón es que tu cuerpo está usando muchos de sus recursos en luchar contra el estrés y la enfermedad, y tu aspecto, que es el último elemento de su lista de prioridades, es un reflejo de cómo te sientes.

Afortunadamente, puedes potenciar el contenido en nutrientes de tu dieta para abastecer a tu cuerpo de los elementos esenciales que necesita para encontrarse bien y lucir un aspecto estupendo.

 

Come verduras

Lo mejor que puedes hacer para tener buen aspecto es evitar el tabaco y consumir una dieta equilibrada y variada, que incluya muchas frutas y verduras. Éstas contienen antioxidantes, que protegen contra las enfermedades cardíacas, el cáncer y las arrugas.

Diversas investigaciones sugieren además que los carotenoides, incluido el betacaroteno, presentes en las frutas y verduras de colores vivos, como las zanahorias, los pimientos y el mango, protegen la piel de los efectos perjudiciales del sol.

Los expertos recomiendan que se coman al menos cinco raciones variadas de frutas y verduras al día. Lo ideal sería que éstas fueran de cultivo biológico, y por consiguiente no tratadas con plaguicidas, pero si ello no es posible, se aconseja lavar frutas y verduras (y si es necesario pelarlas) antes de consumirlas. Las verduras congeladas y los zumos de frutas son también saludables.

 

La importancia del agua

El agua es un elemento básico de belleza debido a sus propiedades limpiadoras e hidratantes.

Aunque no es cierto que se necesiten grandes cantidades de agua para desintoxicar el organismo (un organismo sano es capaz de eliminar las toxinas independientemente del agua que se ingiera), no hay duda de que el agua actúa como un eficaz hidratante interno. Hincha las células de la piel y ayuda a resolver los problemas de las pieles secas.

Evidentemente, los agentes hidratantes externos son también de gran utilidad, pero sólo reteniendo la humedad presente ya en la piel. Para tener un mejor aspecto y sentirnos mejor, algunos expertos afiman que deberíamos beber al menos un litro y medio de líquido al día. La cantidad dependerá de tu constitución, de la cantidad de ejercicio que realices y del clima.

Otros expertos opinan que si sigues una dieta sana puedes beber menos agua que si tu dieta es pobre. Una prueba para saber si bebes lo suficiente se encuentra en el color de la orina, que debe ser de un tono amarillo claro o transparente.

Chica bebiendo agua

El agua es excelente para la piel. Acostúmbrate a beber de 6 a 8 vasos de agua diarios, como mínimo.

 

Tu cuerpo necesita ácidos grasos

Para lucir bellos la piel, el cabello y las uñas necesitan ciertos ácidos grasos poliinsaturados (a los que a menudo se hace referencia como grasas esenciales o AGPI).

El organismo necesita dos grupos principales de grasas esenciales: el de los ácidos grasos omega-6, presentes en nueces, semillas y aceites vegetales, y el de los ácidos grasos omega-3, cuya concentración es máxima en aceites de pescados, como caballa, salmón, o sardinas.

La importancia de las grasas esenciales se debe a que forman parte de la estructura de las membranas celulares. Además de mantener la estructura celular, retienen la humedad y protegen la piel. Para incrementar la tersura de la piel, se recomienda consumir aceite de pescado una o dos veces a la semana y una cucharada sopera de semillas de girasol, sésamo o calabaza al día.

 

Evita los agentes químicos

Al igual que es importante incrementar en tu dieta la cantidad de alimentos favorecedores de la belleza, también lo es eliminar de ella los agentes químicos que pueden ser perjudiciales para tu piel, de manera que deberás evitar muchos alimentos elaborados.

Procura no beber más de tres tazas de té, café o cola al día, ya que la cafeína que contienen estas bebidas puede afectar a la absorción de vitaminas y minerales. La gente que abusa de tales bebidas es más propensa a tener un aspecto cansado y una piel grasienta o con granos.

Demasiado alcohol puede provocar fragilidad venosa y enrojecimiento de la piel. Es importante atenerse a la ingesta máxima recomendada, que es equivalente a dos o tres vasos de vino al día para la mujer.

 

Alimentos que son fuentes de vitaminas y minerales

Tu cuerpo necesita una serie de vitaminas y minerales, para mantenerse sano. Muchas veces buscamos estos suplementos en pastillas y elaborados industriales. No dándonos cuenta de que estos componentes tan esenciales están en los alimentos.

Simplemente con llevar una dieta equilibrada, nuestro cuerpo estará saludable.

Algunos ejemplos son:

 

Vitamina A

Presente en: Hígado, huevos, zanahoria, espinacas, brécol.

Efectos beneficiosos: Ayuda a prevenir la piel seca, los granos y las infecciones de la piel.

Vitamina C

Presente en: Pimientos, kiwis, cítricos, fresas y grosellas negras.

Efectos beneficiosos: Esencial para la formación colágeno, que aporta a la piel firmeza y estructura.

Cinc

Presente en: Marisco, pescado azul, carne roja, verduras crudas, nueces y semillas.

Efectos beneficiosos: Esencial para la reparación y renovación de las células de la piel y para la curación de los problemas cutáneos.

Hierro

Presente en: Hígado, carne roja magra, frutos secos, verduras de color verde oscuro, legumbres.

Efectos beneficiosos: Ayuda a prevenir la palidez cutánea y la caída del cabello asociadas a la anemia.

Complejo B

Presente en: Carne, pescado, leche, pan integral, cereales, levadura de cerveza

Efectos beneficiosos: Ayuda a tener un cabello y una piel sanos.

 

Recetas para una piel sana

Para una piel tersa y sana, elige ingredientes frescos y variados, con objeto de aportar a tu organismo los nutrientes necesarios; reduce, pues, al mínimo los alimentos elaborados.

 

Salmón gratinado

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ideal para: Servir con patatas nuevas y judías.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 rebanadas de pan integral (75 g de miga)
  • 75 g de olivas negras deshuesadas
  • 75 g de tomate natural
  • 15 g de albahaca fresca
  • Sal marina y pimienta negra
  • 5 rodajas de salmón (de unos 150 o 200 g cada una)

1 Quita la corteza al pan y deséchala. Pica el pan en un robot hasta obtener miguitas finas. Añade las olivas, el tomate, la albahaca, sazona y mezcla bien los ingredientes.

2 Pon las rodajas de salmón bajo un grill moderadamente caliente y ásalas durante 5 minutos. Dales la vuelta y cúbrelas con la mezcla de miga de pan, presionándola suavemente con los dedos. Pasa de nuevo el pescado por el grill 5 minutos, o hasta que el salmón esté completamente cocido.

Salmón gratinado

 

Risotto al limón con espinacas

Tiempo de preparación: 40 minutos

Ideal para: Para esta receta, utiliza arroz de grano redondo.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla, pelada y picada fina
  • 225 g de arroz Sal y pimienta negra
  • 1 litro de caldo de verduras caliente
  • 225 g de espinacas frescas o 125 g de hojas de espinacas congeladas
  • 75 g de queso parmesano rallado
  • La ralladura y el zumo de 1 limón
  • Queso parmesano para aderezar

1 Calienta el aceite en una sartén, añade la cebolla y rehógala a fuego medio unos 3 minutos, hasta que empiece a estar blanda.

2 Añade el arroz y los condimentos y deja  cocer, removiendo, durante 1-2 minutos. Cubre el arroz con el caldo y continúa la cocción, removiendo a menudo, hasta que la mayor parte del caldo haya sido absorbido. Sigue añadiendo caldo, poco a poco, hasta que se haya absorbido y el arroz esté tierno.

3 Si usas espinacas congeladas, escúrrelas  bien. Mézclalas con el arroz y cuécelas, removiendo, durante 1-2 minutos, hasta que estén blandas. Retira del fuego y añade el parmesano rallado, la ralladura y el zumo de limón. Adereza con más parmesano.

Risotto al limón con espinacas

 

Kebabs de pollo con salsa de aguacate

Tiempo de preparación: 20 minutos

Ideal para: Sirve este plato con pan tostado al ajo.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 aguacates maduros, pelados y troceados
  • 225 g de tomatitos, cortados en dados
  • 1 cebolla roja pequeña, pelada y picada
  • La ralladura y el zumo de 2 limas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de cilantro fresco picado
  • Sal y pimienta negra
  • 4 pechugas de pollo grandes y sin piel, cortadas en dados de 2,5 cm

1 Mezcla el aguacate, el tomate y la cebolla en un bol grande. Bate el zumo y la ralladura de lima con 3 cucharadas de aceite de oliva. Vierte la salsa sobre la mezcla de aguacate. Añade el cilantro, remueve y sazona.

2 Ensarta el pollo en 8 brochetas, úntalo con un poco de aceite de oliva y coloca los pinchos bajo el grill caliente. Ásalos 5-10 minutos, hasta que el pollo esté bien cocido.

CONSEJO Si utilizas brochetas de madera, remójalas previamente en agua durante 30 minutos para que no se quemen.

Kebabs de pollo con salsa de aguacate

 

Desde Vida Natural y Salud esperamos que a partir de este artículo te decidas por una alimentación sana y equilibrada, para conseguir que tu belleza luzca por sí misma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies