Cómo combinar los alimentos para adelgazar

Una forma segura de perder peso es conocer cómo combinar alimentos para no engordar. No es necesario privarse de realizar tres buenas comidas al día. Muchos especialistas afirman que el secreto reside en no mezclar alimentos «contrarios».

 

¿Cómo funciona la buena combinación de alimentos?

Para entenderlo podemos poner algunos ejemplos; la mayoría de nosotros ingerimos proteínas y féculas en combinaciones tan familiares como el pan con queso, la carne con patatas fritas o el pescado con arroz.

Para su correcta descomposición, las proteínas necesitan la intervención de los ácidos del estómago, mientras que las féculas no. La mezcla de ambos nutrientes puede suponer que ninguno de los dos sea totalmente digerido, aumentando el riesgo de indigestión. De hecho, se estima que una de cada dos personas no digiere la comida de forma suficiente o no absorbe los nutrientes necesarios para mantener sus niveles de energía.

Los nutricionistas consideran que la combinación de los alimentos ayuda a equilibrar el peso corporal al mejorar la digestión y la absorción de nutrientes.

Ello no quiere decir que se tenga que comer todo por separado, sino que hay que ceñirse a comer una serie de alimentos en combinaciones quizá distintas a las acostumbradas.

Estas sugerencias no te resultarán difíciles de seguir. Esta dieta fue ideada en los años veinte por el doctor William Hay. Éste tenía dos preocupaciones: su salud no era buena y sufría exceso de peso. Desesperado, decidió no mezclar alimentos proteicos, como la carne, con féculas, como las patatas. En pocos meses, perdió 25 kg y su salud mejoró. Probó la dieta en sus pacientes y los resultados fueron impresionantes.

Los modernos expertos en nutrición han actualizado los principios en los que se basó el doctor, y hoy esta dieta basada en la asociación de alimentos sigue siendo muy popular.

Como combinar alimentos saludables

 

Tabla de combinación de alimentos

A continuación te mostramos la tabla de Tabla de combinación de alimentos para adelgazar.  En la primera columna aparecen las proteínas, y en la tercera las féculas. Los alimentos reflejados en el centro son los que se pueden mezclar con todos, pues combinan bien con proteínas y féculas.

No mezcles nunca proteínas con féculas.

 

Proteínas

– Pescado

– Marisco

– Volatería

– Huevos

– Cordero

– Leche de vaca

– Leche de soja

– Suero de manteca

– Queso

– Yogur

– Tofu

– Proteínas de origen vegetal con textura de carne Soja

 

Féculas

– Patata y batatas

– Maíz tierno

– Avena

– Cereales y granos de cereales (incluidos los derivados de avena, arroz, centeno, quínoa. Trigo, sarraceno y cuscús)

– Harina, galletas, bizcochos, pan y pasteles

– Galletas saladas

– Semillas de leguminosa (excepto de soja) y legumbres

 

Alimentos que mezclan con todo

– Todas las verduras y hortalizas (excepto patatas y maíz tierno)

– Lechuga

– Hierbas aromáticas y especias

– Frutos secos

– Todos los aliños de ensalada

– Nata

– Grasas untables

– Aceites para cocinar

– Miel

– Jarabe de arce

– Té, café y otras bebidas

 

Reglas de oro para combinar alimentos

  • Comer proteínas y féculas separadas (alimentos que no se pueden mezclar porque engordan)
  • Comer la fruta por separado
  • Dejar pasar 15-30 minutos entre el segundo plato y el postre
  • No te preocupes si no combinas bien los alimentos cada día de la semana, con que lo hagas 5 días es suficiente.

 

¿Qué hacer con la fruta?

Habrás visto que en la tabla no aparece la fruta, en efecto, se la considera un “superalimento”. Tiene un alto poder nutritivo, contiene vitaminas y minerales y se digiere rápidamente, de manera que no combina bien con proteínas ni féculas.

La única excepción es el yogur, que es también de fácil y rápida digestión. El yogur combina bien con todo tipo de frutas.

Las frutas ácidas, como manzanas y naranjas, pueden plantear algún problema si se consumen demasiado pronto después de una comida rica en fécula.

El plátano es la única fruta realmente flexible. Tiene bastante almidón, de manera que combina bien con cereales, y como es de fácil digestión puede tomarse con yogur.

Se recomienda comer la fruta entre comidas o antes del plato principal; en otras palabras, con el estómago vacío.

La leche y la nata aparecen en columnas distintas, porque la nata ha sido clasificada como grasa y, por consiguiente, puede mezclarse con proteínas y féculas, mientras que la leche es un alimento proteico concentrado. La leche de almendras es una alternativa buena y nutritiva a la leche de vaca como acompañamiento de cereales.

 

Cómo confeccionar él menú diario

Puede parecer un poco complicado, pero se convertirá en algo totalmente natural.

Por ejemplo, supongamos que has planeado comer una ensalada de atún con arroz. Todos los pescados son alimentos proteicos, mientras que el arroz es una fécula. Para esta comida, olvídate del arroz y sirve una gran ración de atún con mucha ensalada. O prescinde del atún y anima el arroz con otros ingredientes como el maíz, aguacate, frijoles o pimientos.

No escatimes con las raciones. Por ejemplo, para una comida proteica, incluye dos huevos, o un gran filete de pescado, o una buena pechuga de pollo. Para las comidas a base de fécula, no escatimes en el tamaño de la patata, o añade una cucharada más de pasta o arroz, y sirve siempre una gran ración de verduras o ensalada.

 

¿Cuántos alimentos de cada grupo?

Realmente no importa cuáles alimentos sean proteína y cuáles fécula, siempre y cuando alcances un equilibrio entre los mismos a lo largo de la semana.

Un día puedes elegir un desayuno proteico (huevos revueltos, por ejemplo); el almuerzo puede consistir en una patata asada o en un sándwich vegetal. Puedes cenar una ensalada de queso. Al día siguiente, puedes probar con cereales para desayunar, ensalada de pollo (proteína) a mediodía y un plato de pasta (fécula) por la noche.

Asegúrate de que todos los almuerzos y todas las cenas incluyen verduras u hortalizas del grupo mezclan con todo. Para un tentempié ligero, ¿por qué no optar por una atractiva selección de fruta fresca o por una ensalada aliñada?

 

Recetas para una dieta de combinación de alimentos

Basadas en la teoría de «mezclar alimentos pero con la seguridad de que combinan bien», estas deliciosas recetas te enseñarán a comer bien al mismo tiempo que sigues una dieta.

Para que entiendas mejor las combinaciones de comidas saludables, marcaremos las proteínas en color azul, las féculas en naranja y el grupo de alimentos que combinan con todo en verde.

 

Huevos revueltos con jamón y champiñones (Proteína)

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ideal para: Un almuerzo excelente, que te llenará lo suficiente como para que te olvides de las tostadas.

Ingredientes para 2 personas

  • 4 lonchas de jamón
  • 4 champiñones grandes
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Perejil picado
  • Pimienta negra
  • Queso parmesano

1.- Quita al jamón la grasa y la corteza y trocéalo. Fríelo en una sartén (unas gotitas de aceite serán suficientes) y resérvalo. Unta ligeramente los champiñones con aceite y ásalos a la parrilla durante 5 minutos.

2.- Bate los huevos con 1 cucharada de aceite de oliva y viértelos en la sartén. Remuévelos hasta que estén cuajados, pero no secos. Esparce por encima de los huevos el perejil picado, el jamón frito y un poco de pimienta negra. Pon una cucharada de la mezcla de huevos revueltos sobre los sombrerillos de champiñones. Completa el plato con unas láminas de queso parmesano.

Huevos revueltos con jamón y champiñones

 

Revoltillo de pavo (Proteina)

Tiempo de preparación: 12 minutos

Ten en cuenta: Para este plato puedes utilizar sobras de pavo cocinado o bien tiras de pavo preparadas. Si optas por el pavo sin cocinar; lávalo bien y córtalo en lonchas finas.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla pequeña, pelada y picada
  • 4 champiñones grandes, cortados en dados
  • Un trocito de jengibre, pelado y rallado
  • ½ cucharada de curry suave
  • 300 g de carne de pavo
  • 150 g de tirabeques (guisantes mollares
  • 2 cucharadas de yogur entero
  • Sal y pimienta negra

1.- Calienta el aceite en una sartén y añade la cebolla, los champiñones y el pimiento, junto con el jengibre y el curry. Saltea a fuego fuerte durante 1-2 minutos, removiendo.

2.- Añade el pavo y saltea durante otros 5 minutos. Añade los tirabeques y deja cocer durante 1 minuto más. Justo antes de servirlo, añade el yogur; remueve, y añade sal y pimienta.

Revoltillo de pavo

 

Arroz silvestre con judías (Fécula)

Tiempo de preparación: 10 minutos

Ten en cuenta: El arroz silvestre es difícil de encontrar, pero vale la pena intentarlo, ya que tiene un sabor peculiar y muy distintivo. También puedes usar arroz integral. Haz gala de tu creatividad a la hora de elegir las judías

Ingredientes para 2 personas

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 25 g de mantequilla
  • 1 cebolla roja, pelada y picada
  • 4 tazas de arroz silvestre precocinado
  • 225 g de maíz tierno en corservas
  • 500 g de legumbres variadas (o mezcla 3 x225 g de legumbres envasadas eligiendo cualquier combinación de frijoles, garbanzos, alubias blancas de manteca, guisantes o alubias rojas)
  • ½ cucharadadita de hierbas aromáticas
  • 4 tomates secos y cortados en lonchas

1.- Calienta el aceite de oliva y la mantequilla en una sartén para fritos. Añade la cebolla y cocínala hasta que esté transparente, sin dejar que se queme.

2.- Añade el resto de los ingredientes y remueve bien hasta calentarlos. Sirve con una buena ensalada de lechuga.
Arroz silvestre con judías
 
 
Esperamos que estos consejos que te ofrecemos desde Vida Natural y Salud, te haya ayudado a conocer cómo combinar los alimentos para adelgazar, ahora ya te toca a ti ponerte en marcha y probar nuestras recetas para una buena alimentación.

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies