Balneario en casa. Un magnífico tratamiento para la salud

Concede a tu cuerpo un descanso de las tensiones físicas y emocionales de la vida diaria creando tu propio balneario en casa. He aquí la teoría y lo que tienes qué hacer en la práctica.

 

Los efectos del estrés

El estilo de vida actual puede hacer estragos en nuestra salud y en nuestro aspecto. Pocas cosas minan más nuestra sensación de bienestar que un estrés excesivo.

El sentirnos rendidos y agobiados por las prisas la mayor parte del día va agotando nuestras reservas de energía, de manera que nos encontramos cansados incluso antes de que empiece la jornada.

El consumo de tazas y tazas de café para reponer energías, de alcohol para calmar los nervios y de alimentos muy elaborados para ganar tiempo crea más problemas de los que resuelve, ya que el organismo ha de esforzarse para hacer frente a estos recursos.

Una dieta poco saludable influye de manera negativa en nuestro organismo: la vitalidad decae, la piel pierde su esplendor natural y la celulitis se instala en caderas y muslos.

Pero, anímate. El programa de tres días que aquí te presentamos, pensado para relajarte y mimarte en tu propia casa, supondrá un cambio espectacular en tu estado de salud.

Tratamiento de hidroterapia

Ponte manos a la obra y ayuda a tu organismo a recuperarse de los efectos nocivos del estrés.

 

Vuelta a lo natural

Este plan de balneario en casa se basa en la premisa naturista según la cual, “si se da el medio adecuado, el organismo se restablece o se cura por sí mismo”. La naturoterapia preconiza la creación de condiciones que favorezcan el restablecimiento de los niveles de energía.

Una dieta saludable, que ponga especial énfasis en verduras y frutas frescas, constituye una parte fundamental del programa. La idea principal es la de conceder un descanso más que merecido a hígado, riñones e intestino (que son los órganos encargados de eliminar las toxinas), con objeto de que puedan seguir desarrollando sus funciones debidamente.

La buena noticia es que podrás comer todo lo que quieras, dentro de lo razonable. Atrás quedaron los días de los regímenes rígidos y castigadores.

En la actualidad, todo el énfasis recae en nutrir el cuerpo, la mente y el espíritu. Y el sentirse cuidado y mimado constituye en este sentido una parte fundamental del tratamiento.

Por otro lado, las terapias naturales están diseñadas para contribuir al proceso de depuración del organismo. El agua es enormemente terapéutica y la hidroterapia, es decir, los tratamientos con agua, desempeña un papel esencial en los balnearios.

En general, se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua mineral al día para limpiar el organismo por dentro. La mayoría de las personas presentan una ligera deshidratación porque no beben el agua necesaria.

Los aceites esenciales puros de limón, pomelo y enebro (evita los de enebro, pimienta negra, menta y romero si estás embarazada) complementan los tratamientos de hidroterapia y masaje, al combatir la retención de líquidos.

Las infusiones de hierbas son excelentes sustitutos del té y el café. La papaya y la menta calman y limpian el sistema digestivo, mientras que la frambuesa es rica en antioxidantes naturales.

La relajación es una parte tan importante en este fin de semana de balneario como las actividades terapéuticas.

Los especialistas consideran que la tensión puede impedir que los órganos del sistema digestivo funcionen tal y como deberían. Este fin de semana representa una buena ocasión para abandonarse a un estado de plena relajación.

Descubre el arte de desconectar de las preocupaciones diarias: ésta es la clave para reponer tus reservas de energía.

 

¿Qué son las toxinas?

«Toxina» es el término utilizado por algunos especialistas en terapias complementarias para referirse a los productos de desecho que se producen cuando nuestro organismo crea energía, digiere los alimentos, transporta la sangre y pone en funcionamiento la musculatura.

Estos derivados son procesados y eliminados por órganos como el hígado, los riñones, el intestino, los pulmones y la piel.

Sin embargo, existen momentos en los que parece como si el organismo no pudiera ya cumplir dicho cometido.

El consumo de café, té, alcohol, bebidas gaseosas y tabaco, así como el uso de fármacos convencionales y la ingestión de alimentos cargados de productos químicos y tratados con plaguicidas someten al cuerpo a un gran estrés.

Estos malos hábitos se asocian a menudo a un inconveniente adicional, que es la deficiencia de nutrientes por no seguir una dieta equilibrada. Esta falta de nutrientes contribuye a incrementar la sensación de ansiedad y estrés.

De vez en cuando es muy recomendable conceder un descanso a nuestro cuerpo. El hígado, en particular, se lleva la peor parte cuando cometemos excesos, sobre todo si se bebe demasiado alcohol y se ingieren muchas grasas.

Las alteraciones emocionales como la ira o el nerviosismo también suponen un esfuerzo adicional para este órgano, ya que tiene que descomponer las hormonas producidas por el estrés.

La sensación de «resaca» es una señal de que el hígado necesita un respiro. Unas sencillas medidas, como beber zumos de limón o de uva recién exprimidos, añadir hojas de diente de león a las ensaladas y tomar infusiones de ortiga, estimulan la producción de bilis en el hígado y devuelven la vitalidad a dicho órgano.

El estrés, los cambios hormonales, una dieta deficiente, la falta de ejercicio, el tabaco y la mala circulación sanguínea contribuyen al desarrollo de la celulitis.

 

Plan de 3 días del balneario en casa

Para empezar a preparar tu organismo, el viernes por la noche ya puedes darte un baño con sal marina. También puedes preparar la infusión, la loción corporal y el aceite de masaje anticelulítico. Consulta la sección Alimentación 29-34 para organizar tu plan de comidas.

Balneario en casa

Sigue el calendario de balneario en casa durante un fin de semana largo: notarás sus efectos positivos.

 

Día 1 Sábado

Al levantarte

08:30 h Estiramientos y respiración

09:00 h Cepillado corporal; ducha caliente y fría; loción corporal

09:30 h Desayuno

11:00 h Tratamiento facial: limpieza con vapor, mascarilla purificadora, tónico e hidratante

Infusión depurativa

13:30 h Comida

15:00 h Visualización relajante

16:00 h Tratamiento de cabello y cuero cabelludo

17:00 h Paseo de 20-30 minutos al aire libre A la vuelta, toma unos sorbitos de infusión depurativa

20:00 h Cena

Exfoliación corporal limpiadora, baño de algas

Masaje anticelulítico, estiramientos y ejercicios suaves

Infusión depurativa antes de acostarte

Día 2. Domingo

11:00 h Lo mismo que el día anterior, pero por la mañana toma un baño revitalizante de pies

16:00 h En lugar del tratamiento facial y por la tarde aplícate el emplasto corporal de arcilla en lugar del tratamiento de cabello (suprime la exfoliación corporal) Para el resto de los tratamientos, sigue los mismos horarios del primer día.

Día 3. Lunes

Levántate una hora antes de lo habitual para hacer antes del desayuno unos ejercicios de estiramiento y respiración y para aplicarte un cepillado corporal, una ducha caliente y fría y la loción.

13:30 h A la hora de comer, dedica 20 minutos a una visualización relajante

Para el resto de los tratamientos, sigue los mismos horarios del primer día.

Una advertencia

No debes preocuparte si al iniciar el programa sientes mareo o cansancio. Los naturópatas aceptan que ciertos síntomas pueden verse agravados antes de empezar-a remitir, y se refieren a este fenómeno como «crisis de curación». Si notas que te mareas, pon los pies en alto. Beber mucha agua e infusiones te ayudará a paliar estas molestias. Hacia la mitad del segundo día, empezarás a sentirte mejor que antes de comenzar el tratamiento. Al tercer día, tus niveles de energía habrán aumentado y tu piel reflejará esta recobrada vitalidad.

 

Guerra a la celulitis

La celulitis suele localizarse en las caderas, los muslos y los glúteos, aunque puede afectar también a la parte superior de los brazos.

Se trata de una simple acumulación de grasa subcutánea con aspecto de hoyuelos, debido a las bandas de tejido conjuntivo fibroso que fijan la piel al tejido subyacente, dando lugar a bolsas de grasa protuberantes.

Las hormonas femeninas pueden favorecer la retención de líquidos en los tejidos, lo que da lugar a que la piel parezca hinchada. Algunos especialistas en terapias alternativas consideran que las toxinas se van acumulando en las áreas de celulitis.

Reducir al mínimo posible la celulitis no es nada fácil. Considérate satisfecha si logras reducir la celulitis, no pretendas eliminarla.

Tu mejor aliado será la estimulación de la circulación, sobre todo localmente. Las toxinas y el exceso de líquido son retirados de los tejidos por la sangre y por un líquido conocido como linfa, que baña los tejidos.

Los masajes con aceites esenciales específicos y el cepillado corporal contribuyen a mejorar la circulación y el drenaje del sistema linfático. Aparte de realizar una actividad física general que sea suficiente, los ejercicios centrados en los glúteos y en los músculos de los muslos también favorecen el flujo de sangre y linfa, del mismo modo que lo hacen también las duchas alternas de agua caliente y fría centradas en dichas áreas.

Según la especialista en belleza natural, «los baños regulares con sal y algas constituyen una de las mejores maneras de eliminar las toxinas que contribuyen a la aparición de la celulitis». No obstante, la mayoría de los expertos coinciden en que una buena dieta es tan vital para reducir la celulitis como cualquier método externo de fricciones y frotamientos.

Deben evitarse los alimentos ricos en carbohidratos refinados, como pan blanco, bollería, pasteles y postres cremosos.

El exceso de sal en la dieta favorece la retención de agua en algunas personas, por lo que se recomienda evitar el salmón ahumado, los frutos secos salados, el beicon, los embutidos y las carnes en conserva.

Por el lado positivo, la cebolla (cruda o cocida) mejora el drenaje linfático, y las bayas de enebro, el limón y el hinojo favorecen la eliminación del exceso de líquidos.

Ejercicios para los gluteos

Realiza regularmente ejercicios de muslos y glúteos: te ayudarán a combatir la celulitis localizada en dichas áreas.

 

Balneoterapia

El baño en agua (balneoterapia o terapia de spa) es recomendado con frecuencia y de forma general por la medicina general para el tratamiento de ciertas enfermedades y dolencias. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para practicar la balneoterapia en tu propia casa.

 

Estiramientos y respiración

Los estiramientos son una de las mejores maneras de aliviar la tensión muscular que obstaculiza el flujo de sangre y linfa, y desempeñan un papel crucial en el desarrollo de la celulitis. Establece tu propia rutina empezando con estos dos estiramientos:

1. De pie, columna recta, con los brazos levantados por encima de la cabeza, inspira y ponte de puntillas, como si quisieras alcanzar el cielo.

Mantén la postura 10 segundos, espira y relájate. Repite.

2. De pie, con las manos cogidas detrás de la espalda. Inspira y flexiona el cuerpo hacia delante, estirando las manos hacia arriba.

Relaja la cabeza hacia el suelo y mantén la postura 10 segundos; espira y sube lentamente el tronco hasta volver a la posición erguida. Repite dos veces más.

 

Cepillado corporal

Con un cepillo de cerdas naturales, cepíllate en seco el cuerpo para eliminar las células muertas y descarnadas.

Este tratamiento estimula la circulación sanguínea, confiriendo a la piel un saludable brillo sonrosado. Los frotamientos firmes y profundos favorecen el flujo linfático eliminando de los tejidos el exceso de líquido.

Todos los días, antes de la ducha matutina, cepíllate el cuerpo (menos la cara) durante 5 minutos.

– Comienza cepillando los brazos desde las muñecas hacia los hombros y las axilas.

– A continuación, cepilla suavemente el cuello hacia abajo, los hombros y baja por el pecho.

– Con movimientos más pequeños, realiza suavemente círculos sobre el estómago en el sentido de las agujas del reloj, y cepíllate la espalda hacia abajo hasta donde alcances.

– Por último, frótate las piernas hacia arriba, desde los pies hasta los muslos y las caderas, y termina en los glúteos.

Es posible que al principio tu piel se muestre sensible, pero después de unos días podrás aplicar cierta presión para llegar a los tejidos más profundos.

Cepillado corporal

El cepillado diario del cuerpo suaviza la piel y estimula la circulación

 

Duchas calientes y frías

Este clásico tratamiento de hidroterapia, conocido como afusión. consiste en dirigir sobre el cuerpo un chorro suave de agua.

En casa, una ducha-teléfono sostenida a unos 10 cm del cuerpo puede servir para dicho fin.

Resulta excelente como estimulante de la circulación sanguínea.

– Comienza por una ducha caliente; pasa al agua fría y realiza con la ducha pequeños movimientos en círculo sobre las diferentes áreas del cuerpo, centrándote especialmente en caderas, glúteos y parte superior de los muslos.

– Aguanta el agua fría durante alrededor de 20 segundos antes de cambiar de nuevo al agua caliente, que deberás mantener durante 1-2 minutos más.

– A continuación, cambia de nuevo al agua fría. Sécate y envuélvete en una toalla.

– Túmbate en la cama durante 10 minutos. Notarás la piel fresca y cierta sensación de hormigueo.

 

Baño facial

Se trata de un método excelente para aclarar y limpiar la delicada piel del rostro.

– Vierte 2 litros de agua en una cacerola, añade 1 cucharada sopera de flores frescas de lavanda o de pétalos de rosa y lleva a ebullición: deja cocer a fuego lento durante 2-3 minutos. Retira la cacerola del fuego y espera a que se enfríe un poco.

– Cúbrete la cabeza con una toalla e inclínate sobre la cacerola. Los vapores abrirán los poros de la piel y arrastrarán hacia fuera las impurezas. Al cabo de 5 minutos, date ligeras palmaditas para retirar las gotitas de humedad y aplícate una mascarilla facial.

– Ponte sobre los ojos dos discos de algodón mojados en agua de azahar, y relájate durante 20 minutos.

– Emplea una toallita de muselina mojada en agua caliente para retirar la mascarilla. Aplícate agua de rosas (piel seca), agua de azahar (piel normal/sensible) o hamamelis (piel grasa) como tónico, y después una crema hidratante.

Baños faciales de vapor

Los baños faciales de vapor abren los poros y preparan la piel para la mascarilla

 

Visualización relajante

Una relajación profunda produce una maravillosa sensación de paz. Técnicas como la meditación requieren cierta práctica antes de poder apreciar sus efectos beneficiosos, mientras que la visualización muestra sus resultados desde un principio, ya que es como soñar despierto.

– Cierra los ojos e imagínate un lugar que simbolice para ti la tranquilidad, ya sea éste un lugar imaginario o una playa desierta con palmeras.

– Ahora trata de sentir el sol sobre tu piel, la brisa sobre tus cabellos y el sonido de las olas rompiendo en la orilla.

Esto te permitirá sumergirte en este mundo de ensueño.

 

Tratamiento capilar

Un masaje de cuero cabelludo estimula el aporte sanguíneo a los folículos pilosos.

– Antes de lavarte la cabeza, vierte un poco de aceite estimulante del cuero cabelludo en la palma de tu mano y masajea dicha zona con movimientos circulares.

– Centra tus esfuerzos en la coronilla y en la nuca, donde se acumula en mayor medida la tensión. Aplica un masaje de 5 minutos, y después envuélvete la cabeza en una toalla húmeda y caliente, con objeto de acondicionar el cabello en profundidad.

– Deja actuar el aceite durante 20-30 minutos y luego lávate la cabeza y enjuágatela bien.

– Para aportar más brillo al cabello, extiende sobre el mismo con un peine 30-60 ml de gel de aloe vera. Deja que actúe durante 10 minutos y después ya puedes aclararte el pelo.

 

 

Ahora que has leído este artículo, solo necesitas decidirte a poner en práctica tu propio balneario en casa. Como has podido aprecia es muy sencillo y el coste es mínimo. Ya verás como tu salud y bienestar lo notaran y no podrás pasar mucho tiempo sin repetir este relajante tratamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies